¿Tristeza = depresión?

 

La tristeza y la inhibición son consideradas los síntomas centrales de la depresión. Sin embargo, la tristeza en sí misma no puede ser considerada un síntoma. Se trata, por el contrario, de una emoción normal que forma parte del amplio abanico de afectos humanos, cuya ausencia nos resulta más llamativa que su aparición regular.

En ocasiones, luego de vivir habitualmente ciertas situaciones familiares y cotidianas sentimos disminuir nuestro interés por las personas y las cosas que hasta ese momento nos resultaban atractivas. Lo que aparece en primer término es una inhibición de la actividad, el ritmo, o la intensidad de nuestra actividad psíquica.

Hay varios indicadores que pueden alertarnos sobre una depresión: por ejemplo, una persona puede autoreprocharse y estar enojada consigo misma, sin presentar tristeza ni inhibición. Puede también, no sentir interés por lo que le rodea y ésta ser la única manifestación de apatía y abulia. El aburrimiento o la dejadez pueden señalar un tinte depresivo en la vinculación con lo cotidiano. En un grado menor suelen ser indicadores de excesiva autocrítica o provocar trastornos de matiz depresivo en el sostén de la autoestima.

Esta reacción que muy pocos especialistas vacilarían en catalogar como depresiva no resulta indispensable, sin embargo, para definir la depresión, ya que está ausente en las depresiones ansiosas. En las depresiones ansiosas aumenta el ritmo de las asociaciones, el apetito, etc. La tristeza como indicador esencial, sin embargo, debe estar presente.

El sufrimiento mental se presenta de muchas maneras, la depresión es la mas común. En todo el mundo millones de personas sufren, según los cálculos, de depresión biológica aguda, la cual requiere una atención médica que no necesariamente reciben. Junto a estos millones de personas que presentan síntomas de depresión, hay otros cientos de miles que padecen “depresión encubierta”, por lo que no se dan cuenta que sus dolores físicos, son, en realidad síntomas de depresión. En general la depresión es el “resfrío común” de la psiquiatría. Es un estado que provoca más consultas al médico, incluidos los virus, la hipertensión arterial, el dolor de cabeza y, por cierto, el resfrío común.

Si creés que podés estar pasando por una depresión, consultanos gratuitamente. Llamanos al 4831-2121 de 9 a 20 horas y hablá con un especialista. El primer paso es más de la mitad del camino.

Related posts:

¿Demasiado tiempo libre?
Ranking de Fobias en Argentina
Relaciones rotas: ¿Cómo retomar las rupturas?

Comentarios