¿Adicción al juego?

¿Cuántas veces por semana juega?

¿Cuánto necesita ir a jugar para estabilizar su humor?

¿Se tranquiliza cuando juega?

¿Es su principal diversión?

maquinastragam

La adicción al juego consiste en frecuentes y repetidos episodios que dominan la vida del paciente en cuestión y que conllevan la ruina de los valores y compromisos sociales, laborales, materiales y familiares.

Las personas adictas al juego sufren una manía que es particularmente permanente, que se acompaña con una fuerte excitación, agitación interna y una persistente irritación sin fundamento.

La adicción al juego va acompañada de alteraciones de la personalidad antisociales, que a través de una falta de atención por las obligaciones sociales y un desconsiderado desinterés por los sentimientos, es reconocible por otros.

El juego patológico se muestra a través de las conductas duraderas, recurrentes y usualmente en aumento, propias de los juegos de azar, pese a las consecuencias negativas en el ámbito personal y social, tales como endeudamiento, desorden en las relaciones familiares y perjuicio del desarrollo laboral.

Según algunas investigaciones, un número creciente de mujeres es adicta a las máquinas tragamonedas. Es importante tener en cuenta que no sólo los hombres desarrollan este tipo de adicción.

Las adicciones pueden ser difíciles de detectar en quienes nos rodean. Existen los signos de siempre, como las pupilas dilatadas, los ojos rojos u otras marcas en el cuerpo. Pero mientras estas señales son extremas y obvias, hay otras adicciones que pueden pasar desapercibidas por meses, o incluso años.
Por eso es importante prestar atención a las respuestas de las preguntas que hicimos al comenzar este artículo.

Algunas señales son:
1. Cambios de energía: Las personas recurren a las drogas para regular sus sentimientos y su capacidad para funcionar. Si la persona se permite tomar estimulantes para aumentar la energía y la motivación, o calmantes para reducir la ansiedad, el estrés y la agresión, es posible percibir los cambios bruscos de energía a lo largo del día.
2. Cambios en la libido: Ciertas drogas tienen efecto en la libido de las personas. Por ejemplo, los ansiolíticos pueden causar la pérdida del interés sexual. Esto puede ser fuente de un gran estrés y resentimiento en la pareja.
3. Cambios en el peso: Las personas que abusan de ciertas drogas pueden subir o bajar de peso en cortos períodos de tiempo. Drogas como la cocaína pueden causar una disminución de peso importante, y la marihuana puede llevar a que la persona suba de peso debido al aumento de apetito.
4. Cosas perdidas: Las cosas suelen perderse con más frecuencia cuando la persona sufre de una adicción. Pastillas, botellas de alcohol que desaparecen, incluso objetos de valor, en casos extremos.
5. Nuevas amistades: Todos hacemos nuevas amistades de vez en cuando, pero hay que tener en cuenta que la presión social sucede en todos los ámbitos y muchas personas son fácilmente influenciables.

Si necesitás consultar con un especialista, llamanos al 4861-3313 de lunes a viernes de 12 a 20 hs o mandanos un mail a consultas@psicoconsulta.com.ar

En la Fundación para la Salud Mental ofrecemos grupos de apoyo para los familiares de adictos que necesitan conversar con un especialista y con otras personas en la misma situación que ellos. Si pensás que necesitás ayuda, llamanos y consultanos. Es el primer paso.

Related posts:

¿Pareja en crisis? Las señales de alerta
¿Demasiado tiempo libre?
¿Cómo saber si necesito terapia?

Comentarios