La bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos en un corto espacio de tiempo en forma de “atracones” y como existe también una preocupación exagerada por el control del peso corporal, la persona afectada con bulimia llega a adoptar conductas inadecuadas y peligrosas para su salud para deshacerse de la comida.

La persona con bulimia siente una culpa exagerada por todo lo que ha comido y pasa de periodos de no comer nada o comer muy poco a episodios de ingestas muy rápidas y abundantes de alimentos con altos niveles de carbohidratos, grasas y azúcares, e inmediatamente después se induce el vómito.

La bulimia hace que la persona también acuda a laxantes, diuréticos y en ocasiones realiza ejercicio en exceso. A veces están todos juntos y muchas veces la bilimia acompaña a la anorexia.

En esta conducta de purga predomina el remordimiento exagerado por haber comido. Sin embargo la persona con bulimia sabe que su comportamiento no es sano, por lo que se oculta para darse sus atracones y purgarse.

Tras pasar periodos de no comer es lógico que la persona con bulimia sienta hambre, por lo que comer mucho le alivia temporalmente esa sensación de vacío. Pero también siente un leve alivio emocional por todas las cosas que le molestan, enojan o preocupan de sí misma. La bulimia hace que el paciente piense mucho en comida y que sienta culpa por no poder contenerse y no poder llegar a su peso ideal.

Sin embargo en los casos de bulimia, el peso del paciente es normal o casi normal, a diferencia de los casos de anorexia en el que hay una franca pérdida de peso.

La bulimia es una enfermedad psiquiátrica que afecta más a mujeres que a hombres, en su gran mayoría jóvenes, aunque mayores que las afectadas por anorexia.

Fuente

 

Related posts:

Miedos: como enfrentarlos
La obesidad y el cuerpo ideal
Relaciones rotas: ¿Cómo retomar las rupturas?

Comentarios