Como identificar signos de stress en tus hijos

estres infantil

 

Los jóvenes, al igual que los adultos, experimentan estrés. Puede provenir de una variedad de fuentes, incluyendo la exigencia de tener buen rendimiento en la escuela, lo hacer y mantener amistades, o el manejo de las expectativas percibidas de sus padres, maestros o entrenadores. Un poco de estrés puede ser positivo, ya que proporciona la energía para hacer frente a una gran prueba, presentación o evento deportivo.

 

            Demasiado estrés, sin embargo, puede crear dificultades y desafíos innecesarios.

Muchas veces los adultos pueden no ser conscientes cuando sus niños o adolescentes están experimentando sentimientos abrumadores de estrés. Sintonizar señales emocionales o de comportamiento es importante en la identificación de problemas potenciales, así como en el trabajo con tu joven para proporcionar orientación y apoyo  en tiempos difíciles. Estos son algunos consejos de la Asociación Americana de Psicología sobre formas de reconocer posibles signos de estrés:

 

1)     Estate atento a los cambios negativos en el comportamiento

Jóvenes de todas las edades, pero especialmente los más jóvenes niños, pueden tener dificultades para reconocer y verbalizar cuando están experimentando estrés. Para los niños, el estrés puede manifestarse a través de cambios en el comportamiento. Los cambios comunes pueden incluir:

estres infantil 3

 

  • actuar irritable o de mal humor,
  • retirarse de las actividades que solían darles placer,
  • rutinariamente expresar preocupaciones,
  • Quejarse más de lo habitual sobre la escuela,
  • llorando,
  • mostrando reacciones temerosas sorprendentes
  • aferrándose a un padre o maestro
  • dormir demasiado o demasiado poco o comer demasiado o demasiado poco.

 

Con los adolescentes, mientras que pasar más tiempo con los compañeros y confiar en ellos es una parte normal del crecimiento, tanto evitar de manera significativa a los padres, como el abandono de las amistades de largo plazo para un nuevo grupo de compañeros o expresar hostilidad excesiva hacia los miembros de la familia, puede indicar que el adolescente está experimentando estrés significativo. Mientras que el comportamiento negativo no siempre está vinculado al estrés excesivo, cambios negativos en el comportamiento son casi siempre una clara indicación de que algo anda mal. Los adultos tendrán que prestar atención a estas conductas y determinar una respuesta o intervención apropiada.

estress infantil 2

2)     Entender que “sentirse enfermo” puede ser causado por el estrés

El estrés también puede aparecer en síntomas físicos como dolores de estómago y dolores de cabeza. Si un niño  se queja de dolores de estómago o dolores de cabeza frecuentes (cuando se les ha dado un certificado de buena salud por su médico), o si estas quejas aumentan en ciertas situaciones (por ejemplo, antes de una prueba) tu  hijo puede estar experimentando un estrés significativo.

 

3)     Sé consciente de cómo tu niño o adolescente interactúa con los demás.

A veces un niño o adolescente puede mantener una actitud habitual en la casa, pero estar actuando de manera inusual en otros entornos. Es importante que como padre formes una red con otros para que puedas llegar a conocer cómo niño o adolescente está interactuando con el mundo que lo rodea. Además de comunicarse con otros padres, estar en contacto con los maestros, administradores escolares y líderes de actividades extracurriculares puede ayudarte a interiorizarte con sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, y ser conscientes de cualquier fuente de preocupación.

 

4)   Escuchar y traducir

 

Dado que los niños a menudo no están familiarizados con la palabra estrés y su significado, pueden expresar los sentimientos de angustia a través de otras palabras como “preocupado”, “confuso”, “molesto” y “enojados”.

Los niños y adolescentes también pueden expresar sentimientos de estrés diciendo cosas negativas sobre sí mismos, otros, o el mundo alrededor de ellos (por ejemplo, “Nadie me quiere”, “soy estúpido”, “Nada es divertido.”). Es importante que los padres escuchan estas palabras y declaraciones y traten  de averiguar por qué su niño o adolescente está diciendo eso  y si ellos parecen indicar una fuente o fuentes de estrés.

 

5)   Buscá apoyo

 

Los padres, los niños y los adolescentes no tienen que hacer frente a un estrés abrumador por su cuenta. Si como padre te preocupa que tu hijo esté experimentando síntomas significativos de estrés en forma regular, incluyendo, pero no limitado a los descritos anteriormente, puede ser útil trabajar con un profesional de salud mental con licencia, como un psicólogo . Los psicólogos tenemos una formación especial para ayudar a las personas a identificar problemas y desarrollar estrategias eficaces para resolver sentimientos abrumadores de estrés.

 

Así que no dudes en llamarnos al 4861-3313 o escribirnos por inbox para que un profesional de la Fundación te ayude.

Related posts:

Miedos: como enfrentarlos
Fobias ¿tenés alguna?
Facebook de la Fundación

Comentarios