Cómo la psicoterapia puede ayudar a manejar dolores crónicos

La naturaleza del dolor

 La solución más común cuando se siente dolor es ver a un médico. Por desgracia, el alivio del dolor no siempre es sencillo. Millones de personas sufren de dolor crónico, y afecta a más personas que la diabetes, la enfermedad cardíaca y el cáncer combinados.

El dolor tiene un propósito importante porque alerta al cerebro sobre un esguince de tobillo o una quemadura. El dolor crónico, sin embargo, es a menudo más complejo. La gente suele pensar en el dolor como una sensación puramente física. Sin embargo, el dolor tiene factores biológicos, psicológicos y emocionales. Por otra parte, el dolor crónico puede causar sentimientos como la ira, la desesperanza, la tristeza y la ansiedad. Para tratar el dolor de manera eficaz, se deben abordar los aspectos físicos, emocionales y psicológicos.

mark for Vetta pse jane

Los tratamientos médicos, incluso los medicamentos, cirugía, rehabilitación y terapia física, pueden ser útiles para el tratamiento del dolor crónico. Pero los tratamientos psicológicos son también una parte importante del tratamiento del dolor. La comprensión y la gestión de los pensamientos, emociones y conductas que acompañan el malestar pueden ayudar a lidiar de manera más efectiva con el dolor y puede reducir la intensidad.

 

Ver a un psicólogo para trabajar el dolor

 Los psicólogos son expertos en ayudar a las personas a lidiar con los pensamientos, sentimientos y comportamientos que acompañan el dolor crónico. Ellos pueden trabajar con las personas y las familias a través de sesiones independientes o como parte de un equipo. Los psicólogos pueden colaborar con otros profesionales de la salud para hacer frente a los aspectos físicos y emocionales de dolor del paciente.

Cuando se trabaja con un psicólogo, se puede conversar sobre la salud física y emocional y cualquier preocupación o estrés, entre ellos los relacionados con el dolor. Tener un entendimiento comprensivo de sus preocupaciones ayudará al psicólogo comenzar a desarrollar el tratamiento.

Para los pacientes que sufren de dolores crónicos, los tratamientos se diseñan para ese paciente en particular. El plan implica la construcción de nuevas habilidades para enfrentar y hacer frente a cualquier ansiedad o depresión que pueden acompañar a su dolor. Un psicólogo puede ayudarle a desarrollar nuevas formas de pensar los problemas y encontrar soluciones. Resultados de investigaciones indican que algunas psicoterapias pueden ser tan eficaces como la cirugía para aliviar el dolor crónico debido a que los tratamientos psicológicos para el dolor pueden alterar cómo su cerebro procesa las sensaciones de dolor.

Un psicólogo también puede ayudarle a hacer cambios de estilo de vida que le permitirá continuar participando en el trabajo y las actividades recreativas. Y debido a que el dolor a menudo contribuye al insomnio, un psicólogo también puede ayudarle a aprender nuevas formas para dormir mejor.

 divan

El estrés y el dolor crónico

Sufrir dolores crónicamente es muy estresante. Desafortunadamente, el estrés puede contribuir a una serie de problemas de salud, incluyendo la presión arterial alta, enfermedades del corazón, la obesidad, la diabetes, la depresión y la ansiedad. Además, el estrés puede provocar tensión muscular o espasmos musculares que pueden aumentar el dolor. La gestión de sus emociones puede afectar directamente a la intensidad de su dolor.

 

Consejos para lidiar con el dolor

Tenga en cuenta los siguientes pasos que pueden ser útiles en el cambio de hábitos y mejorar su sueño:

  • Manténgase activo. El dolor puede llevar a la gente a dejar de hacer las cosas que les gustan. Es importante no dejar que el dolor se apodere de tu vida.
  • Conozca sus límites. Continuar participando activamente en una manera que reconoce sus limitaciones físicas. Haga un plan sobre cómo manejar su dolor y no se esfuerce para hacer más de lo que puede manejar.
  • Ejercicio. Manténgase saludable con ejercicios de bajo impacto como el estiramiento, yoga, caminar y nadar.
  • Haga las conexiones sociales. Llame a un miembro de la familia, invitar a un amigo para el almuerzo o hacer una cita para tomar un café con un amigo que no has visto en mucho tiempo. La investigación muestra que las personas con un mayor apoyo social son más resilientes y sufren menos depresión y ansiedad. Pida ayuda cuando la necesite.
  • Distráigase. Cuando reaparezca el dolor, encuentran la manera de distraer su mente de ella. Ver una película, dar un paseo, participar en un hobby o visitar un museo. Experiencias placenteras pueden ayudar a lidiar con el dolor.
  • No pierdas la esperanza. Con el tipo adecuado de los tratamientos psicológicos, muchas personas aprenden a manejar su dolor y pensar en él de una manera diferente.
  • Siga cuidadosamente las recetas. Si los medicamentos son parte de su plan de tratamiento, asegúrese de usarlos según lo prescrito por su médico para evitar posibles efectos secundarios peligrosos. Además de ayudar a desarrollar mejores maneras de lidiar con el dolor, los psicólogos pueden ayudar a desarrollar una rutina para mantenerse en su tratamiento.

Si necesita hablar con un profesional, llamenos al 4861-3313 de lunes a viernes de 9 a 20 horas.

Related posts:

MAÑANAS DIFICILES en la depresión
El jugador compulsivo y su esclavitud
Trastornos de ansiedad

Comentarios