Fobia a los afectos

Fobia a los afectos
Las personas usan defensas psicológicas para evitar sentir aquellas emociones que más temen, sobre todo en sus relaciones importantes. Evitan a menudo, de manera fóbica, experimentar y expresar ciertas emociones o sentimientos.
Las 4 emociones básicas son:
1. Alegría
2. Ira
3. Tristeza
4. Miedo.

Son llamadas los Cuatro Gigantes del Alma y rara vez se dan en forma aislada o pura.
En la fobia a los afectos, se combina el miedo con las otras emociones. Podes ser fóbico a estar enojado/a y en lugar de expresar tu desacuerdo o dificultad actuar defensivamente quedando en silencio o llorando de miedo o de impotencia.
También existe la fobia a la tristeza, necesitando estar alegre todo el tiempo, sin “bajonearse”. El temor a depresión puede llevarte a consumir distintas sustancias (cocaína, alcohol, marihuana). A comer en exceso y aún a actuar de modo sumiso o complacientemente para evitar el enojo del otro y las rupturas.
Debido a la su fobia a los afectos tornarte menos sensible a reconocer y a responder a tus sentimientos y los de otras personas. Esto se debe a que las personas que tienen fobia a los afectos al sentirse presionadas al límite, temen perder el control de sí mismas.

Así como alguien puede evitar cualquier situación que le traiga pena, otro puede evitar el enojo y un tercero la intimidad. Igual que las personas con fobias a los insectos, los ascensores, los espacios abiertos, etc. las personas con fobias al afecto, evitan sus propios sentimientos.

Alejarse de los propios sentimientos es cortar una parte esencial de uno mismo.

Si es la pena es la emoción temida, puedes:
1. actuar ahogando tus lágrimas,
2. reírte para ocultar la tristeza.
3. estar e insensible, como anestesiado/a en vez de llorar y sentir alivio.

Quienes son tienen fobia a la ternura o al cuidado, usualmente actúan;
1. duramente,
2. se mantienen ocupados
3. Se aíslan o se quedan solos
4. desvalorizan al otro en vez
Hacen todo esto en lugar de abrirse a la intimidad.

Los sentimientos no desaparecen por tratar de evitarlos, en realidad generan mas problemas que cuando podemos enfrentarlos y darles un cauce adecuado.
Estos son algunos ejemplos de fobias al afecto, pero hay muchas otras maneras de defenderse evitando sentimientos sanos y necesarios. Esta fobia trae dificultades importantes a quien la padece y a quienes lo rodean.

Los terapeutas procuramos, como en todas las fobias, acercar progresivamente a las personas a sus verdaderos sentimientos, para que puedan gozar de una vida mas plena y saludable.

En el 4831-2121 Estamos siempre para ayudarte. Llamanos de lunes a viernes de 12 a 20hs y conversá con un especialista.

El primer paso es más de la mitad del camino.

 

consultas@psicoconsulta.com.ar

Related posts:

¿Pareja en crisis? Las señales de alerta
La obesidad y el cuerpo ideal
Terapias grupales

Comentarios