Necesidades diferentes

adolescente-sueno

Sabemos que dormir es una necesidad básica del humano y por ende dormir bien se vuelve fundamental para poder llevar adelante las actividades de nuestra vida diaria. Pero cada etapa de la vida conlleva diferentes necesidades respecto al sueño. Investigaciones indicaron que los adolescentes, al igual que suelen comer en cantidades sobreabundantes debido al período de desarrollo y crecimiento, necesitan dormir más tiempo que los adultos.

Muchas veces esta necesidad es incomprendida por los padres, quienes consideramos sus largas horas de sueño como una actitud ociosa, holgazana, perezosa o indolente. Les recomedamos, entonces, a los padres de adolescentes, sobre todo ahora con el comienzo de clases, que ayuden a sus hijos a dormir bien y extendidamente. De caso contrario puede afectarlos en diferentes áreas.

 

adolescente sueño 4

Consecuencias de mal sueño en adolescentes

 

• Aumento del riesgo de lesiones no intencionales. La somnolencia ha sido identificada como una causa principal en un alto porcentaje de accidentes de tráfico cada año, manipulación de equipos peligrosos en el lugar de trabajo o en el hogar. Además, si no dormiste lo suficiente y consumís incluso pequeñas cantidades de alcohol tenés un mayor riesgo de sufrir lesiones.

• Puede limitar tu capacidad de aprendizaje, de atención, de escucha, y de concentración para resolver problemas. Podés llegar a olvidarte fechas importantes, la tarea o citas.

• Como consecuencia de la anterior corren peligro tus calificaciones y rendimiento escolar, el cual suele empobrecerse. Los estudiantes de secundaria que tienen problemas académicos suelen dormir menos, acostarse más tarde y tener horarios de sueño más irregulares que los estudiantes con mejores promedios.

• Estados de ánimo negativos (por ejemplo, la ira, la tristeza y el miedo), dificultad para controlar tus emociones y el comportamiento. Los estudios también sugieren que la pérdida de sueño puede estar asociada con una disminución en la capacidad de controlar, inhibir o cambiar las respuestas emocionales.

• Impaciencia con amigos, profesores y familiares.

• Dormir poco o mal lleva a la necesidad de compensar comiendo de más, lo que puede afectar tu salud física.

• La somnoliencia, como efecto del mal dormir, genera incapacidad para mantener la concentración en una tarea, la impulsividad, dificultad de mantenerse “quieto”, y problemas en la realización de tareas. Se asemejan a los comportamientos comunes también en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

• Aumento de la probabilidad de consumo de estimulantes (incluyendo la cafeína y la nicotina), alcohol y sustancias similares.

• La falta de sueño puede contribuir al acné y a otros problemas de la piel, generando una situación más propicia para el surgimiento de granos.

Related posts:

Tapar el estrés comiendo | Peligros de comer emocionalmente
Agorafobia: miedo irracional de salir a la calle
La depresión según la Dra. Graciela Peyrú

Comentarios