Tres ideas para pensar el divorcio

Nadie entra en un matrimonio esperando que falle. Aún así, alrededor de la mitad de los matrimonios se disuelven en los primeros 20 años. La separación y el divorcio son situaciones emocionales sumamente difíciles, pero es posible tratar de disminuir el desgaste psicológico de la pareja.

 

El fin de un matrimonio normalmente desata un torrente de emociones, incluyendo la ira, la tristeza, la ansiedad y el miedo. A veces, estos sentimientos pueden surgir en los momentos menos pensados. Esta respuesta es normal, y con el tiempo la intensidad de estos sentimientos será menor. Mientras tanto, es importante ser amable con uno mismo. Los investigadores indican que a las personas que son amables y compasivos con ellas mismas les resulta más fácil gestionar las dificultades del día a día del divorcio.

divorce

1. Tratá de no pensar en la ruptura como una batalla. La mediación del divorcio es a menudo una buena alternativa a los procedimientos judiciales. Tratar de resolver las cosas en privado puede ser frustrante y contraproducente ya que es probable que los problemas que contribuyeron a su divorcio vuelvan a surgir durante las negociaciones de divorcio.

2. Sentarte y hablar con tu futuro ex-cónyuge puede ser la última cosa que quieras hacer, pero la cooperación y la comunicación hace el divorcio más saludable para todos los involucrados. Hablar las cosas con ayuda de un psicólogo puede ayudarte a alcanzar decisiones coordinadas con un mínimo de conflicto.

3. Puede ser difícil recordar detalles importantes cuando las emociones están a flor de piel. Elegí un momento en que estés tranquilo/a para escribir todos los puntos que deseas discutir. Usá la lista como guía. Tener un “guión” para trabajar puede quitar algo de la emoción de la comunicación cara a cara. Si las discusiones en persona son aún muy difíciles, considere el manejo de algunos de los detalles a través de correos electrónicos.

 

 

Si necesitás hablar con un especialista, llamanos al 4861-3313 de lunes a viernes de 12 a 20 horas y te atenderán nuestros profesionales de la UBA.

Related posts:

MAÑANAS DIFICILES en la depresión
La depresión del lactante
¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

Comentarios